laboratorio creativo cultural


nuna portfolio proyectos equipo publicaciones contacto



Art o Toys?


La evolución del movimiento artístico que ahora también es Made in Ecuador.


Gianfranco Fruci

Theo.designer | nuna


Cuenta Paul Budnitz que cuando conoció por primera vez lo que llamaban “art toys” o “designer toys”, le parecieron unos bizarros muñecos de plástico. Como si fuesen sus juguetes de infancia pero mezclados con una visión adulta de la vida. “Eran increíbles, miedosos, violentos, escasos, caros y hermosos” dijo. Luego de una visita a Hong Kong (se dice que a mediados de los noventa los “art toys” nacen casi simultáneamente en Japón y China) Budnitz decidió iniciar su propia compañía, la ahora gigante Kidrobot.


Pero sólo es una de las compañías que nacieron de este movimiento. Antes que esto ocurriese, se trataba de un grupo de artistas, diseñadores e ilustradores que había creado muñecos en series limitadas que nacían de un mundo imaginario, eran un reflejo de sus fantasías, a veces irónicas, a veces provocantes, a veces violentas. El corazón de este movimiento era este circuito de artistas, pequeñas tiendas, y pequeñas compañías produciendo sus series limitadas, donde los diseñadores no están nunca lejos del proceso de producción. Los creaban para un pequeño número de fans coleccionistas, fieles en seguir cada paso del artista preferido. El movimiento de los art toys todavía mantiene una frescura que sólo pueden tener los fenómenos underground. Pero no sabemos por cuánto tiempo más…


No lo sabemos, porque el crecimiento de este fenómeno está íntimamente relacionado a Internet, los foros especializados y a la venta on-line. Ahora está muy difundido, después del Extremo Oriente llegaron a los Estados Unidos y Europa, y últimamente están apareciendo también en Latinoamérica. Algunos creen que lo que un tiempo era un trabajo netamente artístico, de interpretación y comunicación, pueda convertirse gracias a esta expansión en algo destinado a lo “comercial”. Más pop y menos art, diríamos.  


Pero Budnitz defiende el movimiento. “Las pequeñas producciones de toys son en sí mismas una forma de apropiación”. Tomar prestado del mundo del arte y de la cultura una variedad de fuentes, transforma estas piezas en algo mucho más grande que una simple suma de partes. La tecnología usada para fabricar toys fue creada por grandes corporaciones con grandes inversiones y los pequeños productores de toys se están apropiando de esta tecnología para crear arte. En esta aparente contradicción, entendemos mejor el fenómeno. Son siempre personajes, que funcionan como un lienzo para artistas y diseñadores de los géneros más diversos. Entonces, ¿son juguetes o no? No lo son, sería erróneo pensarlo. ¿Son piezas de arte elaboradas a partir de una inyección plástica industrial? Exactamente. (La mayoría de art toys son de vinil).


El arte se disuelve y el diseño lo reemplaza. Este proceso de disolución comenzó casi un siglo atrás. Una vez descompuesta la lógica artística tradicional a través de operaciones conceptuales como las de Marcel Duchamp (una por todas: proponer un ORINAL en una exposición  como objeto de arte), el arte se ha ido diluyendo en el diseño. El arte es el motor conceptual y de reflexión cultural de la sociedad. Abre la mente, derriba las barreras de la tradición y los límites de las experiencias, para abrazar la exaltante aventura de a subjetividad moderna, incline a la conquista de su propia autonomía y libertad. Pero en la postmodernidad, es el diseño el que hereda la fuerza y la centralidad, proporcionando nuevos parámetros cualitativos de experiencia tangible y de reflexión cotidiana.


Por esto los art toys son dignos testigos de nuestros tiempos postmodernos. Porque existe cada vez más el deseo de salir del anonimato y de poseer cosas únicas. El consumo hoy es más sutil, diversificado y sofisticado y en el diseño contemporáneo está cada vez más presente el elemento simbólico. El arte diluido en el diseño atraviesa la frontera de la fábrica, por esto los diseñadores y artistas se asumen sus propios riesgos produciendo series limitadas de sus creaciones. Y quien busca un art toy específico, es porque sabe el artista que está detrás. Los diseñadores y sus clientes, son ambos héroes de este nuevo modo de manifestarse el arte.


Diseñadores y artistas como Michael Lau, Frank Kozik, Tara McPherson, Joe Ledbetter, James Jarvis, entre otros, son los responsables de habernos traído toys como los Qees, los Munnys, Dunnys, Trexis, Smokin Labbits, Ugly Dolls, - por mencionar algunos de los que se volvieron muy populares – y no han dejado de producirlos en series limitadas y de diferentes escalas. Algunos toys inclusive ya forman parte del MOMA de New York.


Cabe notar también que la mayoría de veces estos personajes en su resolución final están cabreados, infelices, paranoicos, pues son una máscara de nuestra infeliz modernidad. Imponen un cierto coleccionismo fin a sí mismo, sin proponer algún tipo de salida, o de propuesta feliz. Sólo la soledad metropolitana obligada a acompañarse de pequeños seres animados por nuestras fantasías. Es arte urbano, crudo y desconsolado. Y ya muchos iniciadores del movimiento han empezado a cuestionar la expansión y popularización del fenómeno en términos comerciales.


En Ecuador ha ocurrido algo diferente en la introducción de los art toys. Digamos que es algo realmente nuevo, y poco conocido en nuestro país, pero ya desde el 2008 ha habido algunas propuestas. En el 2008 el laboratorio creativo cultural Nuna, crea los Qoonas heartmade toys. Y se propone recoger esta experiencia de los art toys desde un punto de vista quizás más acorde al contexto y menos desvinculado de la cultura local.


No hay una lógica netamente industrial en los Qoonas. Son hechos a mano. El handmade es un testigo del tiempo pasado que permite una recuperación de la memoria. Quién es el artesano? es una persona que en el hacer a mano transmite una energía que los toys industriales no son capaces de brindar. El molde de inyección es perfecto, el artesano no! no son idénticas las cosas hechas a mano porque no son lineares – inician y terminan y luego inician nuevamente.


El art toy ecuatoriano transmite significados culturales, reflejados en la misma personalidad del usuario, interpretados por el diseñador y fraguados por el artesano. Es una operación artística y cultural a la vez. Tiene una primera colección de 250 art toys donde hay diabloumas, cucuruchos, payasos, personajes de las fiestas populares de donde toma inspiración. Algunos son mojigatos, rebeldes, tristes y alegres. Son irónicos. Son una sutil autocrítica de cómo somos los ecuatorianos. Somos tímidos y borrachos, fiesteros y conquistadores, liberales y conservadores.


Cada uno es único, no hay réplicas, porque cada toy tiene una historia propia, una personalidad, virtudes y defectos. Comienzan su vida en el taller de producción y la continúan en la comunidad virtual después de haber sido adquiridos. Existe en internet una social community de las personas que tienen un Qoonas, y  también la posibilidad de interactuar en la generación de los personajes.


Este fenónemo de art toys “a la ecuatoriana” es nuevo como propuesta, también en Latinoamérica. Es como si el movimiento de los art toys estuviera regresando y refrescándose en los orígenes, donde el diseño no está desvinculado de la producción. Y aunque los artistas que se dedican a eso todavía no sean muy conocidos, en Ecuador existen otras propuestas como las de Munkyman y Saki. Munkyman (Lenín Dávila) produce toys en mdf, personalizables. También ha ganado concursos internacionales y posee ya un estilo propio muy reconocible, que raya en lo urbano influenciado por el Streetart quiteño.


Por otro lado está Salvador Kingman con SAKI, con sus personajes bidimensionales que surgieron en ilustraciones antes de pasar a la tercera dimensión. Recientemente propone su serie de personajes imaginarios hechos a mano en madera, en colaboración con el laboratorio Nuna. Salvador trabaja con formas básicas, muy lúdicas y de connotación cultural más universal que local.


¿Qué sucederá con los Art toys? En el mundo, no lo sabemos. No tendremos tampoco claro donde llegará este fenómeno en Ecuador, lo que sabemos es que aquí los art toys ya son un hecho, y fueron introducidos de forma única y original gracias a estos pioneros, que han logrado con esfuerzos propios abrir el campo al movimiento desde otra perspectiva. Una perspectiva que es también propuesta; una irónica y positiva mirada a lo que somos y a lo que podemos ser.






makingdesign

DISEÑO

COMUNICACIÓN y PUBLICIDAD

  • Diseño Gráfico
  • Identidad corporativa
  • Editorial
  • Comunicación
  • Marketing

  • Diseño de Espacios
  • Interiorismo
  • Museografía
  • Presentación de proyectos
  • Diseño Multimedia
  • CD institucionales
  • Presentaciones Comerciales
  • Banners animados (web)
  • Animación 2D y 3D

  • Diseño Web
  • Web design 2.0
  • Mantenimiento web y actualizaciones
  • Mailing
  • Diseño Industrial
  • Prototipación
  • Boceto
  • Planos
  • Modelo Físico
  • Modelo Virtual
  • Packaging
  • Desarrollo (concept)
  • Modelos físicos y virtuales
  • Estrategias de comunicación
  • Marketing Directo
  • Marketing Online
  • Publicidad

businessdesign

  • Empresa Design Oriented
  • Próximos eventos
  • Publicaciones

artdesign

  • QOONAS
  • the heartmade toys collection
  • Fiestas Populares
  • Cantuña y los Diablos de la Catedral